Style With Lilly | Virginie Viard la nueva Directora Creativa de Chanel.
1771
post-template-default,single,single-post,postid-1771,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

Virginie Viard la nueva Directora Creativa de Chanel.

Virginie Viard, mano derecha durante más de 30 años del diseñador alemán Karl Lagerfeld, es la nueva mente creativa de la casa.

En un comunicado firmado por la casa Chanel, donde ofrece sus más profundas condolencias a familiares y amigos por la muerte del diseñador alemán, confió en que Virad continuará con el legado.

“El mayor tributo que podemos hacerle es seguir el camino que él trazó continuando -en palabras de Karl- ‘a abrazar el presente e inventar el futuro´”, manifestó Bruno Pavlovsky, presidente de Chanel en el comunicado.

En enero, Viard apareció en solitario al final de los dos espectáculos de alta costura de la casa, con la marca explicando que Lagerfeld estaba “cansado”. Con ventas de $ 9.6 mil millones en 2017, Chanel es una de las marcas de lujo más grandes del mundo, por lo que La sucesión es urgente, incluso cuando la casa llora a su carismático diseñador.

Lagerfeld se jactó de que su contrato con Chanel era de una página, emblemático de sus estrechos vínculos con los propietarios de la firma privada. Lagerfeld afirmó que nunca programaba reuniones con los Wertheimers, ni siquiera hablaba tanto de negocios, aunque los hermanos Alain y Gerard a menudo se encontraban a su lado en su estudio de la Rue Cambon, o charlando con él detrás del escenario antes de un desfile de modas.

También forjó estrechos vínculos con los gerentes con sede en París, Francoise Montenay, quien se retiró de un rol operativo en 2007, y Bruno Pavlovsky, presidente de la moda de Chanel. Lagerfeld dijo que cuatro personas dirigían la gigantesca franquicia de moda de Chanel: él mismo, Pavlovsky, Viard y el director de imagen Eric Pfrunder.

La francesa, que entró a la casa como becaria en 1987. Viard ha estado en Chanel desde entonces, salvo un breve pasaje por Chloé cuando esta estaba también dirigida por el ‘káiser’. Viard es la respuesta a quienes se preguntaban cómo un solo hombre podía trabajar en doce colecciones a la vez (ocho en Chanel y cuatro en Fendi). Desde que ocupó el puesto de directora del estudio en 1997, ella debía supervisar el taller y transmitirle lo que sucedía mediante continuos mensajes de texto.

Virginie Viard no es ajena a la idiosincrasia de la firma y puede presumir de toda una vida en los talleres de Rue Cambon. Allí aterrizó como becaria en 1987, solo cuatro años después de que lo hiciera el propio Lagerfeld. Desde entonces ha desarrollado una próspera carrera junto al alemán. Se inició en el departamento de bordados y ha pasado por todos las áreas. A excepción, unos años en los que el káiser se la llevó a Chloé, a mediados de los noventa, no ha salido de Chanel.

El traje fuerte de Lagerfeld fue su capacidad para reinterpretar continuamente el estilo de Chanel, mientras mantiene la imagen de la marca en el nivel más alto. “Chanel es un estilo y un estándar”, diría. Lagerfeld fue capaz de cambiar el estilo al estilo de godos, surfistas, hippies, robots, lo que sea, y continuar atrayendo a las mujeres jóvenes a una etiqueta que una vez tuvo una imagen burguesa, un poco más vieja.

Hasta ahora era la responsable de supervisar ocho colecciones al año:prêt-à-porter, resort, Métiers d’Art y costura. Desde hoy se encargará de toda la imagen de la maison. “Hago que las colecciones cobren vida en los ateliers y en los talleres de Métiers d’Art, en base a los bocetos de Karl”, explicaba en una entrevista en The Telegraph en 2017. “Coordino a los equipos, trato con proveedores y elijo tejidos. Luego, por supuesto, hago las pruebas con Karl. El proceso empieza en el momento en el que recibo los bocetos. Intento complacerle, pero también sorprenderle”.Una compenetración perfecta que ha funcionado basándose en una tremenda confianza de la que también alardeaba el alemán: “Nuestra relación es fundamental: una de profundo afecto y verdadera amistad”. Quizá por ello la familia Wertheimer, propietaria de la firma, ha visto en la francesa a la mejor heredera del legado de un personaje único e irrepetible.

No Comments

Post A Comment