Style With Lilly | VALENTINO POÉTICO
1801
post-template-default,single,single-post,postid-1801,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

VALENTINO POÉTICO

Después de su increíble muestra de alta costura, Valentino se presenta en París una muestra que redefine el concepto chic y refina cada pieza con un aire poético.

Pierpaolo Piccioli sostiene que el concepto más profundo de la moda es el romance y la conquista visual. Ve un claro paralelo entre la alta costura y la poesía, ambos hermosos, pero a menudo percibidos como pertenecientes al pasado. En el comunicado expresan: “Pienso en la poesía como algo que todavía es hermoso, pero también puede ser contemporáneo”, dijo Piccioli. Esta colección se amplía dramáticamente su alcance. Piccioli busca mantener los valores de la alta costura al mismo tiempo que sea contemporánea y hacer que la marca sea relevante hoy en día, y lo está logrando con un volumen increíble de mensajes, statement, casting, diseño y propuestas.

El desfile de otoño-invierno 2019-20 de Valentino, celebrado el domingo, el amor estaba en el aire. Justo una semana después de los Oscar, Pierpaolo Piccioli ha cambiado de registro y ha pasado de vestir de alta costura a Gemma Chan o calzar a Frances McDormand unas Birkenstock personalizadas a ponerle altas dosis de pasión a su nueva colección de prêt-à-porter. Si no saben de qué hablo, más abajo verán una imagen de Frances entregando el Oscar a Mejor Actriz.

La colección da la bienvenida con un look de apertura, y un buen tercio de los pasajes, mostraba imágenes de una pareja enamorada. Un abrigo de mangas gigantes con dos desnudos neoclásicos en pleno abrazo, rodeado de imágenes gigantes de Photoshop de capullos de rosa, la misma composición que aparecía en el siguiente look, aunque impreso en una blusa de crepé con mangas tulipán se mostró con representaciones de Takahashi de amantes de inspiración neoclásica en un apasionado abrazo contra las rosas rojo sangre, así como con líneas de poesía. En el caso del primero, se puso en negrita, colocando las figuras a gran escala en el corpiño o la falda de un vestido o en los lados de un abrigo, a menudo utilizando técnicas de intarsia, una técnica muy divertida que consiste en ir cambiado el color del hilo y así ir creando dibujos. Además aparecieron apliques derivados de la alta costura. Las líneas de texto a veces eran prominentes, por ejemplo, en la parte posterior de una chaqueta: “Pensaste que era demasiado oscuro hasta que te estire en una galaxia”. Piccioli se reunió con cada uno de los poetas durante el proceso de diseño. Hablaron de moda, sí, pero también del poder del amor y la expresión propia.

Piccioli puede ser un soñador, pero él vive en el mundo. Mientras continúa trabajando en los altos volúmenes que han cautivado la moda, sabe que no son las formas más prácticas para todos los días. Sabe, también, que la moda debe ser cinética. ¡Así que trae cosas cortas! Por supuesto, en formas derivadas (a veces específicamente) de la alta costura de mediados del siglo, solo por ahora se ha visto: túnica de capullo reimaginada como suéter con capucha y poesía, y se lleva bajo un abrigo corto de alta densidad en brillantes plumas de color naranja brillante; Mini vestido de cuello alto.

Piccioli también estampó impresiones masivas de rosas en túnicas de seda y recortó todo, desde abrigos de felpa hasta capas con textos de libros de poesía editados. Mariposas colosales rodeaban y celebraban a los chicos y chicas enamorados. Los cuatros caminos de la pista destilaron romance y así también lo hizo el genio del momento al saludar al público asistente.

Fotos fuentes: Vogue Magazine.

No Comments

Post A Comment