Style With Lilly | Solo rumores, Wintour se queda
1133
post-template-default,single,single-post,postid-1133,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

Solo rumores, Wintour se queda

Anna Wintour, “La Alcaldesa” la mujer que domina el poder de la industria de la moda americana ha logrado posicionar su nombre como una marca de poder, un sello que certifica un talento. Desde que Wintour entró a Vogue en 1983, se ha convertido en la figura más influyente del mundo de la moda, marcando las tendencias e impulsando a algunos jóvenes diseñadores.

Durante meses se leyeron muchos rumores sobre la continuidad de su poder en el cargo de Directora Creativa de Vogue en su versión americana. Parecía una escena de “The Devil Wear Prada” cuando Miranda Priestly se escapa de perder su lugar en RUNWAY. Pero la realidad es otra, la  británica de 68 años seguirá al mando como lo afirmó Bob Sauerberg Chief Executive Officer de Condé Nast, dio a conocer un comunicado en el que habla sobre el rol de ella en la empresa , después del cierre de la edición de septiembre de Vogue, la misma que tendrá a Beyoncé en la portada por Segundo ocasión.

En un mensaje publicado el martes en su cuenta de Twitter, Sauerberg explicó que Anna Wintour había aceptado trabajar con él “indefinidamente”en las funciones que ejerce actualmente.

“Anna Wintour es una líder increíblemente talentosa y creativa cuya influencia va más allá de lo medible”, escribió el jefe de Condé Nast. “Es una parte integral de la transformación de nuestra empresa”.

El hecho de que optara por reafirmar que Anna Wintour permanece en el cargo, tras haber refutado los rumores de abril, podría estar relacionado con las salidas de la directora de moda y la directora ejecutiva de moda de Vogue.

“¿El cambio de guardia en Vogue señala otros cambios?”, tituló el lunes el New York Times.

Cabe destacar que otro de los detonantes que hizo que todos pensaran que este año vendría con el último September Issue de Anna Wintour fue el control que Beyoncé ha tomado sobre la publicación, con la que ha hecho historia al contratar al primer fotógrafo afroamericano en los 126 años que lleva la publicación en circulación. Su nombre es Tyler Mitchell y cuenta con escasos 23 años de edad, pero su talento es evidente que Queen B y Vogue, lo escogieron para darle vida a la portada del año.

También comentó que el grupo editorial planea continuar transformando la compañía y modernizarla de la mano de Wintour. ¿Han conseguido sus correos disipar las dudas? Negativo: los rumores no han cesado, de tal manera que incluso la periodista Vanessa Friedman se pregunta en ‘The New York Times’ qué será de la moda sin Wintour, asegurando que el caos fue la tónica durante la primera fase de este cambio tan temido por muchos y tan esperado por otros.

Lo cierto es que ‘New York Post’, cuyo dueño está del lado de Donald Trump, parece no perdonarle a Wintour su apoyo a Obama y a Hillary Clinton. El medio aseguró que de haber ganado Clinton, Anna sería embajadora en Londres. El medio ha criticado ferozmente a Condé Nast y se ha encargado de resaltar cada uno de sus fracasos.

Bajo la tutela de Wintour como directora artística,Condé Nast ha cerrado la versión impresa de ‘Teen Vogue’, ‘Self’ y ‘Details’, así como la web de moda ‘Style.com’. También ha reducido el número de publicaciones de la versión impresa de ‘W’. Diversas fuentes aseguran a ‘New York Post’ que la deuda de la compañía asciende a 100 millones de dólares. Durante su mandato ha habido once cambios de directora en las revistas del grupo editorial, que incluso ha nombrado en un arriesgado giro a Samantha Berry, gurú de las redes y carente de experiencia alguna al frente de una revista, directora de ‘Glamour’, que hasta hace poco era la gallina de los huevos de oro del grupo y que ahora vive una situación financiera mucho menos saludable que hace cinco años.

La moda se encuentra en un momento en el que los cambios son el pan de cada día. Los directores creativos de las firmas más importantes no paran de cambiar y la crisis de las versiones impresas de las revistas es cada vez más acusada. Sin embargo, ninguna transformación sería tan impactante y relevante como el adiós de Anna Wintour.

Fuente de imágenes: Vogue USA

No Comments

Post A Comment