Style With Lilly | “POETICUS”, UNA COLECCIÓN ROMÁNTICA Y LITERARIA
1942
post-template-default,single,single-post,postid-1942,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

“POETICUS”, UNA COLECCIÓN ROMÁNTICA Y LITERARIA

Silvia Tcherassi abrió el Bogotá Fashion Week de la Cámara de Comercio, luego de cerca de 10 años, con su colección ‘Poeticus’

En este punto donde la moda colombiana es un espíritu vivo en latinoamérica y la moda global, Silvia regaló “Poeticus” una colección que más que FW era un Resort lleno de poesía, literatura y romanticismo caribeño. Esta colección continúa con el alma de la marca, es otro capítulo sumergido en la feminidad y el “retorno” de la elegancia tras varias temporadas en donde la influencia deportiva imperó en las prendas de vestir.

Silvia no mostraba sus colecciones en Colombia hace 4 años en Medellín y en Bogotá hace 10 años. Ella nos regaló la lírica de un romance enternecedor, rodeados de la melodía de un piano y la cálida iluminación que ocultaba algunas prendas, nos sumergió en las letras de una biblioteca barranquillera. Ella expresa en su colección la esencia de la marca, las mangas, sus flores que en este caso amplío su tamaño, sus telas preferidas, el amor que es poesía y la personalidad clásica de la mujer que busca vestir.

En las prendas, vimos plumas, plisados, polkadot, encajes, sus mangas y la combinación de la colección que presentó en París. Silvia mantiene la elegancia sofisticada que ha construido desde su marca y que ella misma es la viva imagen de estos códigos.  La colección es una oda a la lírica y la poesía, la nostalgia y el romanticismo, la barranquillera, que vistió recientemente a la Reina Rania de Jordania, presentó su colección en un escenario en el que se proyectaba el hall de una librería antigua de donde salían las modelos.

Predominaron en la pasarela los vestidos en largos completos, medios y cortos; los sastres de pantalón, faldas y blusas con mezclas avanzadas de cuadros, rayas y rombos contrastadas con un sutil estampado de animal print y telas Liberty, en bases de terciopelo, lentejuelas, sedas, lanas y algodones. “Poeticus” presentó una paleta amplia de tonos tierra y colores naturales, desde el negro y el vino, hasta el mostaza, el palo de rosa y el azul, con toques verdes y dorados, y el infaltable “rojo Tcherassi”, que acompaña a la diseñadora desde hace algunas colecciones. Las prendas estuvieron completas con detalles de plumas en tono a tono en los bordes de las mangas, las chaquetas, el calzado e incluso los accesorios.  Silvia tiene claro cómo funciona su marca y no busca reinventar su estética, incluso su estética está en una evolución que ella misma la llama, “una silueta muy couture” una aproximación novedosa a los embellecimientos, transforma las arandelas en unos ‘layers’ con movimiento. Es una colección muy internacional y perfectamente sintonizada con lo que ahora mueve la moda global en los márgenes de la moda sofisticada y clásica.

Fotos: Cortesía Daniel Carvajal. @dacarvajalo

No Comments

Post A Comment