Style With Lilly | LOS MEJORES SITIOS PARA TENER UNA FIRST DATE EN BOGOTÁ
614
post-template-default,single,single-post,postid-614,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

LOS MEJORES SITIOS PARA TENER UNA FIRST DATE EN BOGOTÁ

A todas nos ha pasado que algún chico nos invita a salir y de la nada sale la pregunta del millón: “¿A dónde te gustaría ir?”, o para las más decididas, cuando invitan a salir a ese alguien y deben proponer el lugar de encuentro y no tienen ni idea a dónde llevarlos.

 

Es una experiencia típica y un tanto incomoda.. sobre todo en las primeras citas cuando se están conociendo, pues el lugar donde vayan definitivamente marcará ese primer encuentro… A veces es molesto ir a un sitio con mucho ruido porque no pueden hablar, lo mismo pasa con un lugar bastante callado porque es incomodo.. y definitivamente no quieren ir a un lugar demasiado corriente porque no quieren pasar por básicas. I got you! Tranquilas que esas búsquedas en Google ineficientes se acabaron; pregunté a varios amigos por sus experiencias en primeras citas y muchos de ellos concordaron en estos 5 lugares para tener una first date super exitosa. De nuevo, pueden agradecérmelo después.

 

  1. BRUTO

 

 

Si ustedes son más nocturnas y les encanta salir a tomar unos cuantos drinks, BRUTO, en el barrio Quinta Camacho es perfecto. La música es divina, y su volumen no es lo suficientemente alto como para opacar la conversación, por el contrario, funciona perfecto para amenizar unos cuantos coctelitos. Algunos días, tienen incluso música en vivo (tema de conversación por si la cosa se pone un poco awkward). Una cena perfecta con luces bajas y un ambiente 10 es lo que ofrece este super restaurante.

 

Dirección: Cra. 10a #70-50

 

2. EL TALLER DEL TÉ

 

 

Hay algunos que prefieren los planes de día un poco más calmados, para ustedes el Taller Del Té, en Chapinero Alto es el sitio perfecto. Además de tener muchísimos sabores en tés e infusiones, cuentan con una terracita para enamorar a cualquiera. La música es tranquilo, y uno se siente como si estuviera visitando la casa de un amigo (tranquilos, con esto no me refiero a que va a llegar un montón de gente a sentarse en su misma mesa. Me refiero más a lo cómodo y cálido que puede llegar a ser).

 

Dirección: Cl. 60a #3A – 38

 

3. CAFÉ SAN ALBERTO

 

 

Ya sé, hay muchos aquí que prefieren el café por encima del té. Bueno, pues hace poco Café San Alberto abrió las puertas en Usaquén de un lugar espectacular. El Templo Cafetero, como ellos mismo lo denominan, alberga la historia de éste café, que es por cierto el café más premiado del mundo. La decoración es divina, el servicio increíle y la carta ni hablar! Uno puede tomarse un café frío (nunca lo había probado) y las opciones clásicas. Además es más cercano para aquellos que viven muy en el norte de la ciudad.

 

Dirección: Calle 117 #6A – 47 

 

 

4. LES AMIS BIZCOCHERÍA

 

 

Cerca a la Zona Rosa, esta pastelería no solo cuenta con los postres más deliciosos, es también un lugar muy privado donde las personas pueden vivir una experiencia tranquila y sin mucho ruido… es decir, perfecto para conocerse y hablar de lo rico que pueden ser sus platos. Además, es un lugar creado por una pareja de esposos, lo cual de entrada nos garantizará que el amor fluye en el aire aquí.

Dirección: Carrera 14 # 86A – 12  (Segundo Piso) 

5. NUEVE

 

 

Si el plan va más por el lado de un vinito y una buena comida, definitivamente NUEVE es el elegido. Cuentan con una GRAN cava de vinos de todos los sabores, colores, olores y demás, así que puedes buscar en Wikipedia cosas de vinos antes y quedar como una experta (just kidding!). Es definitivamente un lugar romántico, elegante y sofisticado… ¡justo como tú!

 

Dirección: Calle 70a #10a-18 

 

Si ninguno de estos sitios les llama mucho la atención, aprovechen todos los planes diferentes que tiene Bogotá y sus alrededores… ¿qué tal ir a escalar en el Neusa? ¿por qué no salir a a hacer ejercicio en la ciclovía? ¿qué tal visitar alguno de los parques mientras comen un helado de Romeo y Paleta? La imaginación es el limite, chicos.

 

No Comments

Post A Comment