Style With Lilly | LA SUMA DE LA ESTÉTICA DEL CINE Y EL DISEÑO DE VESTUARIO, CREAN UNA HISTORIA.
1678
post-template-default,single,single-post,postid-1678,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

LA SUMA DE LA ESTÉTICA DEL CINE Y EL DISEÑO DE VESTUARIO, CREAN UNA HISTORIA.

Se acerca la ceremonia de los Oscar y con ella los recuerdos de algunas películas que marcan un senda en el diseño de vestuario.

Apropósito de la próxima entrega de los premios Oscar en su versión No 91.º me llegan ligeros recuerdos de escenas y películas donde el vestuario cumplía una gran responsabilidad cinematográfica; la conceptualización de un personaje y la compañía perfecta de los detalles que le dan la fuerza y el carácter telegénico.

No solo en las películas de época se destaca el vestuario, este proceso creativo que realiza un equipo dirigido por las (os)  diseñadoras (es) de vestuario, establece un vínculo directo con la temporalidad de la época, el contexto social, la cultura, la disposición social y los diferentes rasgos físicos de un personaje. En este recuento fílmico mostraré el papel del vestuario en una historia, y como este fue el cómplice para ganar la estatuílla dorada.

OKJA

Empecemos por una historia En primer lugar porque se trata de una película sui generis, con seguridad se debe a la libertad creativa “al 100%” que le otorgó Netflix a Bong, esta original película dirigida por el surcoreano Bong Joon-ho y producida por Netflix sin duda te hará reflexionar sobre el funcionamiento de la industria alimentaria moderna y replantearte tu dieta.

LA SEDUCCIÓN

Es otra que hace parte de mi selección, Los paisajes sureños siempre han sido escenarios propicios para historias extraordinarias. Dentro de los frondosos bosques neblinosos de Virginia, se encuentra la escuela para señoritas de Martha Farsnworth, donde habita un elenco de preciosas criaturas rubias y angelicales aisladas que acogen a un huésped incómodo cuanto menos. La historia sucede durante la Guerra de Secesión americana en 1864.La directora Sofía Coppola ya demostró con su anterior película de época Maria Antonieta como una cinta puede pasar a la historia del cine gracias a un espléndido vestuario.

En esta ocasión, la trama de La seducción se desarrolla en una escuela femenina del sur estadounidense, durante la Guerra Civil. La diseñadora de vestuario, Stacey Battat se documentó en los archivos del Metropolitan Museum de Nueva York antes de crear su propuesta con la intención de conseguir un resultado verídico, lo más fiel posible a la realidad. Este marcado rigor histórico se combina con una paleta de color en tonos pastel y empolvados muy actual y ya clásica dentro de la filmografía de Coppola. El resultado es una colección de románticos vestidos con estampados florales, ligeros y etéreos que convierten a las actrices como Elle Fanning y Kirsten Dunst en auténticas ninfas virginales. Unos rostros angelicales que sin embargo parecen esconder una sombra oscura y perturbadora.

EL GRAN SHOWMAN

La diseñadora Ellen Mirojnick (premiada con un Emmy por Detrás del candelabro)es la responsable del vestuario. Ella disfrutó de la misma libertad creativa que el resto del equipo de producción.

Este musical, protagonizado por Hugh Jackman, está inspirado en la historia real de P.T. Barnum, un empresario y artista estadounidense que revolucionó la industria del entretenimiento a mediados del siglo XIX, aprovechando talentos ocultos y mostrándolos en un show nocturno en una gran ciudad. El vestuario excesivo, teatral, colorista y variado que recuerda la estética decadente y abigarrada de aquel maravilloso musical llamado Moulin Rouge que todos guardamos en nuestra memoria. Sin duda hará las delicias de los nostálgicos de esa estética estas fiestas.

CALL ME BY YOUR NAME

Pantalones cortos, muy cortos. Camisas oversized abiertas hasta la mitad. Mezcla de estampados y también de tonos denim. Polos de Lacoste y rayas marineras. El largo, cálido y perezoso verano de los adolescentes de los 80 en Italia – y, probablemente, en gran parte de Europa – dejó una serie de prendas clave que hoy se rescatan y convierten a Elio y Oliver (los personajes protagonistas de Call me by your name). Giulia Piersanti ha sido la encargada de recrear el armario veraniego y ochentero de Call me by your name. Aunque la mayoría de su carrera ha estado centrada en colaboraciones con grandes marcas de lujo y el diseño de moda independiente.

LADY BIRD

interpretada por Saoirse Ronan, se convirtió rápidamente en un referente de la adolescencia incomprendida. La cinta de Greta Gerwig se alzó como una de las favoritas de público y crítica de cara a los Oscar, pero más allá de su calidad en la dirección o actuación, también nos ha enamorado por su estética (y no sólo por su retrato de las calles de Sacramento). Una estética dirigida por April Napier quien se basó en prendas desenfadadas, de alma teen y con un punto entre lo retro y la moda de los primeros años 2000. Más allá de su uniforme de colegio, nos introducimos en el armario de esta nueva heroína del cine para replicar su estilo.

No Comments

Post A Comment