Style With Lilly | LA MODA Y EL ME TOO SE UNEN PARA PROTEGER A LA MUJERES.
979
post-template-default,single,single-post,postid-979,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

LA MODA Y EL ME TOO SE UNEN PARA PROTEGER A LA MUJERES.

La moda siempre ha impulsado los momentos de la historia, acompañando la comunicación estética de cada instante en su conceptualización. En este caso un momento clave de esta era es el movimiento feminista y defensor de la mujer ME TOO, este ha tomado bandera de poder con voces que denuncian los abusos que han sufrido artistas en el mundo del espectáculo en manos de poderosas autoridades masculinas

La actriz Alyssa Milano propuso en Twitter el hashtag “#MeToo” a través del cual mujeres de todo el mundo compartieron sus experiencias de acoso sexual, con el fin de mostrar la magnitud del problema. Hubieron más de 68 mil respuestas.

A raíz del hashtag, se creó el movimiento Me Too, iniciativa de la activista afro americana y especialista en la violencia a las mujeres, Tarana Burke. Ella misma fue víctima de agresión sexual y tenía una asociación para ayudar a las víctimas,  cuyo nombre original era “Just Be Inc” y en 2007 cambió a “Me Too” .

Como explicó Tarana Burke a la revista Ebony, el movimiento Me Too fue concebido como “un eslogan de los supervivientes para que supieran que no están solos y que existe la posibilidad de un movimiento de reacción radical.”

Después, Burke cuenta en entrevistas: “Lo dije desde el principio, esto no es sólo un momento, es un movimiento. Es ahora cuando comienza el verdadero trabajo”, increíble expresión que pone a la moda a trabajar en pro de hacer más notable y garante de la defensa femenina.

Considerando todo esto, es más que simbólico que se eligiera precisamente a Tarana Burke para recibir el nuevo año en el famoso evento que se repite cada 31 de diciembre en el Times Square.

Desde el comienzo de la Fashion Week, el jueves, algunos diseñadores han hecho referencia a los movimientos contra el acoso y abuso sexual #MeToo y #Time’s Up. Es el caso de Tom Ford, con sus bolsos marcados con la leyenda “Pussy Power” para referirse al empoderamiento femenino o la puertorriqueña Stella Nolasco, que empezó el desfile con el discurso de Oprah Winfrey en los Globos de Oro augurando “un nuevo día en el horizonte” para niñas y mujeres.

A principio de año, justo en el New York Fashion Week, se vivió un performance con 8 mujeres sobrevivientes del abuso sexual y secuestro. Esto hizo que cada una se convirtiera en modelo por un día y pudieran compartir con los asistentes su experiencia de abuso. Durante el desfile caminaban con un hombre que tenía una cabeza de cerdo, simulando la presencia de su agresor, esto es una catarsis que la diseñadora francesa Myriam Chalek diseñó, pensando que podía contribuir a una segunda oportunidad por medio de la moda, contó a medios asistentes que su intención es sumar su apoyo y contribuir para sanar las dudas experiencias que cada una de las mujeres abusadas han vivido.

Otro momento más reciente sucedió en el último desfile de Kim Jones para Louis Vuitton. Fue la invitación más preciada de todo el circuito de pasarelas masculinas. Kate Moss y Naomi Campbell cerraron el show junto a Jones como dos leonas escoltando a un maestro de ceremonias. Sin embargo, lo más interesante del show de Jones no fueron las celebridades invitadas. Ni era la ropa. Lo más interesante fue la nueva incorporación del gigante, el nuevo código de conducta de LVMH impreso en letras rojas de una impresión gigante en letras rojas en los dos pilares de entrada al backstage.

El nuevo código, que ha sido elaborado por LVMH en asociación con el grupo Kering, se ha publicado a raíz del movimiento #MeToo y de una serie de acusaciones que se han formulado sobre las principales figuras de la industria: los últimos, los fotógrafos Bruce Weber y Mario Testino. Está repleto de directivas diseñadas para proteger a los modelos del abuso, como por ejemplo: “Se debe mantener una temperatura cómoda para proteger la salud del modelo en caso de desnudez o semi desnudos” y “las marcas no deben contratar a modelos menores de 16 años para participar en desfiles y sesiones de fotos en los que representen a un adulto”. Estas son políticas que previenen el abuso y la exposición de menores a ciertos ambientes que podrían dañar la estabilidad de cualquier persona, incluso un hombre; porque el movimiento no es exclusivo para mujeres, porque otros hombres también quieren defender a las mujeres y ser parte de este lucha.

Muchas mujeres en Hollywood se han unido a Tarana Burke, fundadora del movimiento activista #MeToo, en la ceremonia de los 75º Golden Globe Awards para protestar contra la desigualdad de género. A los invitados a los premios se les pidió que demostraran su oposición a la discriminación de género vistiéndose completamente de negro.

De hecho, y de acuerdo con los datos recopilados por EDITED, la demanda de vestidos negros se ha disparado en las últimas semanas. Se espera que el discurso del Estado de la Unión del 30 de enero en Estados Unidos sea el escenario para una protesta muy similar a la que tuvo lugar a principios de enero en la ceremonia de los galardones del séptimo arte.

Como consecuencia, las ventas de vestidos negros aumentaron un 225 por ciento del 1 al 18 de enero de 2018 frente al mismo período del año pasado, mientras que los minoristas introdujeron un 34,8 por ciento más de productos en línea en diciembre de 2017 frente a diciembre de 2016.

El feminismo y el activismo social llegaron al mundo de la moda hace un año, cuando los eslóganes de camisetas y otras prendas hicieron una gran entrada en la industria, inundando las colecciones con mensajes como “chicas al poder”, “pandillas femeninas” o “feministas”.

Tras la campaña “Time’s Up” y la reciente Marcha de las Mujeres, la indumentaria que simboliza el empoderamiento de las mujeres subió otro 234 por ciento entre el 1 y el 22 de enero frente al mismo período del año pasado.

No Comments

Post A Comment