Style With Lilly | EL RIESGO DEL BLANCO, UNA TENDENCIA QUE SE TOMA LA MODA
1994
post-template-default,single,single-post,postid-1994,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

EL RIESGO DEL BLANCO, UNA TENDENCIA QUE SE TOMA LA MODA

El blanco es el nuevo negro de la temporada invernal y no hay nada más que echar un vistazo a las calles

Un riesgo es vivir cada tendencia e incluirla en nuestro estilo, ahora es el turno de usar el blanco. Aunque las prendas blancas son un básico en nuestro fondo de armario y nunca pasan de moda, pero el tema se complica cuando llevamos un white total look en un clima frío y lluvioso. No podemos negar que el blanco es un color que resulta elegante y espectacular por lo que siempre quedará bien independientemente del cuerpo que se tenga; aunque muchos le huyen. Además, este color no tiene por qué ser reservado únicamente para las novias en su boda o una fiesta en la playa.

La moda está evolucionando cada vez más rápido, las normas estilísticas están para romperlas, nuestros cuerpos deben ser libres de ataduras autoritarias que nos obliguen a ser algo que no queremos ser o lucir algo que no va con nosotros. El color blanco traspasa su territorio primaveral típico para conquistar los mejores looks del invierno. Y lo hace acompañado de un tono muy cercano en la paleta cromática: el beige y sus derivados.

Una forma de validar la aceptación de una tendencia es observar la calle, las decisiones que las personas toman al vestir de una u otra manera, no solo las personas que hacen parte de la moda, en general las tendencias conquistan el deseo de todos. Pero otra manera es ver como las estrellas son vestidas, pero antes que eso, aparecen las campañas de moda y cada una de las propuestas que los diseñadores ofertan como sus más recientes colecciones.

La lección siempre es incluir una tendencia de una manera personalizada, incluirlas en detalles visibles para que te logres apropiar de ella en tu propia imagen.

Desde trajes, chaquetas, las blusas más románticas, pasando por las faldas en cuero y materiales como la lana. El triunfo del blanco está más que asentado en la ropa de invierno, también ocurre así con los accesorios y complementos. Sin embargo, cada vez son más las reticentes que vuelven a dar una segunda oportunidad a zapatos, bolsos y gafas de color blanco, unas propuestas que avalan la mayoría de las influencers alrededor del mundo.

Unas de las formas que les aconsejo llevar el blanco es incluirlo con otros colores y texturas que hagan un balance estético y adaptado a las necesidades de todos.

Complementalo con un abrigo camel, una botas del mismo color, con prendas negras, así que llévalo con tu cazadora de cuero negra. Añade unos zapatos a juego, (si apuestas por un pantalón culotte, te recomiendo unos zapatos de tacón para alargar la silueta visualmente). Otras opciones pueden ser: con una chaqueta en color beige y remata el look con unos complementos a juego. Con colores neón resulta riesgoso pero aventura, nada se pierde. Por último una gabardina clásica no fallará.

Si quieres darle un toque a cada look, utiliza accesorios y complementos en tonos cercanos para crear una monocromía que luzca desde la funcionalidad y lujo que tu conozcas, tú eliges.


No Comments

Post A Comment